El músico Sergio Algora tendrá un jardín en Zaragoza

“Un jardín en cada poro”, cantaba Sergio Algora (1969-2008) en la canción Mme Dos Rombos, cuando lideraba el grupo El Niño Gusano, uno de los más influyentes en la escena independiente española. Han pasado casi 20 años desde que compuso esa canción,y siete desde que murió como consecuencia de un paro cardíaco. Dejó huérfanos a los miembros de La costa brava (su última formación) y también un puñado de canciones y poemas por escribir. El pasado viernes 24, el Ayuntamiento de Zaragoza aprobó la asignación de una plaza al recuerdo de este compositor, poeta y escritor maño.

Sergio Algora

La iniciativa nació del fanzine Zaragoza Feliz Feliz. “Solo con ver el nombre sabes que tenemos debilidad por Algora”, confiesa Nacho Pascual, de 32 años, uno de los creadores de esta web. El nombre al que se refiere es un guiño a la canción Ahora feliz, feliz de El Niño Gusano. La idea de ceder un rincón de la ciudad a la memoria del artista ha sido impulsada por Fernando Rivarés, consejero de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza.

Rivarés considera que Sergio Algora fue un elemento esencial de la dinamización cultural aragonesa y que por eso es necesario rendirle este homenaje: “Fue uno de esos artistas que zaragocean, como decimos aquí”, señala. Este verbo inventado define a la perfección la trayectoria de Algora: zaragocean aquellos artistas de alta calidad que son muy queridos y seguidos en su tierra y que consiguen una proyección muy importante también fuera de ella. También lo hacen otros, como Bunbury o Amaral.

El pasado nueve de julio, coincidiendo con el séptimo aniversario de la muerte de Sergio Algora, Nacho Pascual y Jaime Villanueva, creadores de Zaragoza Feliz Feliz, pidieron una calle para el cantanteen la plataforma virtual change.org. “Cada año por estas fechas te acuerdas de él. Esta vez pensamos en no quedarnos ahí y hacer algo más, para que su recuerdo perdure en la ciudad”, cuenta.

Y es que Algora caló hondo. Para Ricardo Vicente, excomponente de La costa brava este homenaje supone un shock emocional. “Imagino a un niño [en la plaza] preguntando a su padre quién era y qué hizo este tal Algora. Imagino lo difícil que será explicarlo”, asegura. “También cuesta aceptar que hay gente que, sin conocerlo estrechamente, quiera participar de su universo”.

“Sergio Algora fue un elemento esencial para la agitación y  dinamización cultural aragonesa”

Pero la hay, entre ellos el consejero del Ayuntamiento de Zaragoza que firmó la iniciativa en change.org, lo que hizo que los chicos de Zaragoza Feliz, Feliz le propusieran llevar a cabo la acción en conjunto. Fernando Rivarés, el consejero, no lo dudó. Buscaron una calle que renombrar y no localizaron ninguna que les convenciera. Pero se encontraron con una plaza y pensaron en Mme Dos Rombos. Se trata de un pequeño jardín que hay en la entrada del centro cultural La Harinera. “Pensamos que era el lugar perfecto: una plaza para Algora a las puertas de un espacio dedicado a la cultura”, cuenta Nacho Pascual.

El jardín se inaugurará oficialmente en septiembre y los padres de esta idea se imaginan un acto sencillo, en el que se lea poesía y haya música y al que acudan personas que estén relacionadas de algún modo con la vida y obra del (ahora ya sí) siempre recordado Sergio Algora.

FOTO y TEXTO: http://cultura.elpais.com/cultura/2015/07/28/actualidad/1438104851_671848.html